Sri Lanka

 

Destino: Sri Lanka

Fecha: Del 7 de enero al 7 de febrero de 2019.

Participantes: El de siempre.

Ruta: Mochileando por Sri.

Longitud / duración: Enero: El mes con pocas horas de sol (Aquí).

Acceso:

·        Avión desde valencia con mochila facturada de 30kg.

Material: De playa.

Reseñas utilizadas: Google y Guía de Lonely Planet. “Demasiado para luego poder disfrutar”.

Descripción:

Que si la perla del pacífico, que si el antiguo Ceilán, que si la lágrima de la India. Cuanto más se, menos me atrae. Es ese destino elegido por uno de los programas de TV, Pekín Exprés.

Siempre pensaba que si los concursantes podían pasar el día con un euro, que no iba a poder hacer yo con el doble o el triple de presupuesto?.

 

Sri Lanka (Según El País).

La imagen más conocida de la antigua Ceilán son sus playas de arena dorada, pero Sri Lanka tiene otra cara diferente: la de sus montañas y la neblina disolviéndose poco a poco para dejar al descubierto plantaciones de té color esmeralda, bosques y montes aislados. Son las tierras altas de la isla, una refrescante huida en la que abrigarse con una chaqueta de lana durante el día y acurrucarse junto al fuego por la noche. Solo hay que montar en un tren y poner rumbo a Kandy, introducción perfecta a la idílica región de Hill Contry.

 

En el centro urbano, de casas y hoteles coloniales, los tuk-tuks derrapan al doblar las esquinas, esquivando a las mujeres envueltas con saris de seda multicolor. Kandy fue la capital del último reino cingalés, que sucumbió a los británicos en 1815 tras resistir tres siglos frente a portugueses y holandeses. Actualmente conserva concurridos mercados callejeros y restaurantes que sirven platos auténticos. El tiempo pasa rápido entre su lago, que preside la ciudad, sus museos y sus jardines botánicos, aunque lo que todo el mundo visita es el Diente de Buda.

 

 

 

En los alrededores se despliegan colinas verdes tapizadas de plantaciones de té y vistas espectaculares, como las asombrosas alturas del Fin del Mundo o la cima sagrada del pico de Adán. Otros puntos de interés son el pueblo de montaña de Nuwara Eliya, importante enclave colonial británico que conserva buenos hoteles y nostálgicos salones de té de aquella época, así como la pequeña localidad de Ella, punto de partida de muchas excursiones por la zona que culminan en los atractivos cafés de excelente comida casera en su calle principal.